Isotonix® Calcium Plus - Frasco individual (90 porciones)

$22.95 USD

¿Qué hace que Isotonix® Calcium Plus sea único?   El calcio es esencial para desarrollar y mantener huesos fuertes. Isotonix® Calcium Plus proporciona al cuerpo una combinación óptima de calcio, vitamina D3, magnesio, vitamina C y boro en una eficaz solución isotónica que se absorbe fácilmente en el cuerpo. Los suplementos dietéticos Isotonix son una réplica de los fluidos propios del cuerpo tales como lágrimas, plasma y leche materna. Todos los fluidos del cuerpo humano tienen una concentración determinada, que se denomina presión osmótica. La presión osmótica común del cuerpo, que es isotónica, permite el mantenimiento constante de todos los tejidos del cuerpo. Para que una sustancia se utilice en el metabolismo del cuerpo, debe cambiarse al estado isotónico.*   El sistema digestivo también afecta la eficiencia de la absorción. Todas las sustancias que pasan por el estómago sufren un proceso de degradación (descomposición) antes de pasar por la abertura del estómago al intestino delgado para ser absorbidas. El proceso digestivo puede ocasionar que las sustancias pierdan parte de su valor nutritivo ¡y todo el proceso lleva bastante tiempo!   ¡Probablemente el secreto del proceso isotónico ya sea evidente! Cuando una sustancia isotónica entra en el cuerpo, se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo. Con los fluidos isotónicos, se pierde muy poco valor nutritivo, lo cual hace que la absorción de nutrientes sea altamente efectiva. No hay nada artificial. Un fluido isotónico es el sistema de administración de nutrientes natural.   Isotonix Calcium Plus abre el camino para obtener excelentes resultados ya que se trata de una forma isotónica en lugar de un comprimido. El calcio en comprimidos es difícil para que el cuerpo lo absorba. Es posible que la gente no logre absorber los suplementos de calcio en comprimidos porque el suplemento de calcio no se mezcla con la vitamina D y el magnesio, que son necesarios para ayudar al cuerpo en la absorción y el uso del calcio.   Aún si el comprimido de calcio tiene la combinación correcta, puede ser difícil para el cuerpo utilizar o descomponer el calcio. Una posible explicación es que muchas marcas de calcio utilizan calcio proveniente de cáscaras de huevo o conchas de ostras. Es posible que estos no sean bien absorbidos por el cuerpo. Otra razón por la cual no se puede absorber el calcio de un comprimido es el DCP, un agente aglutinante que se utiliza para unir el comprimido. El DCP no se descompone en el cuerpo.     Además de los agentes aglutinantes, algunos suplementos de calcio pueden tener aditivos tales como cloro y otras sustancias químicas. Aun suponiendo que el comprimido de calcio no contenga agentes aglutinantes, el cuerpo debe descomponer un comprimido fuertemente prensado para obtener una forma utilizable. Si no se puede descomponer el comprimido en el estómago, el calcio no se absorberá. Si no se puede descomponer el calcio, su cuerpo se ve privado del calcio necesario para sustentar las funciones fisiológicas.   Los comprimidos comunes de calcio necesitan los ácidos estomacales para disolver sus compuestos, pero Isotonix Calcium Plus no necesita ácidos estomacales para ser utilizado. Este producto libera una eficiente solución de calcio que se absorbe más rápidamente en el intestino. Su natural sabor lima-limón es más agradable que el sabor a tiza de los típicos comprimidos o pastillas masticables de calcio. Existen muchos suplementos de calcio en el mercado, pero sólo Isotonix Calcium Plus de Market America brinda un paquete potente de calcio y nutrientes complementarios a través de un sistema de liberación isotónico. Esto se traduce en un costo general más bajo en comparación con los suplementos de calcio en pastillas, al hacer que una mayor parte de los ingredientes activos estén disponibles para el cuerpo. No se deje engañar por las cantidades de ingredientes. Lo que realmente importa es la cantidad de ingredientes activos que su cuerpo puede utilizar.   Términos relacionados:   Isotonix® Calcium Plus, Isotonix Calcium Plus ,Calcio, Isotonix, osteoporosis, isotónico, hueso, esquelético, vtamina D, carbonato de calcio, hidroxiapatita.

Beneficios

Beneficios

Beneficios principales de Isotonix® Calcium Plus*: 

  • Estimula la salud de los huesos
  • Las dosis adecuadas de calcio y vitamina D a lo largo de toda la vida, como parte de una dieta bien balanceada, pueden reducir el riesgo de osteoporosis
  • Las dosis adecuadas de calcio y vitamina D como parte de una dieta saludable, conjuntamente con la actividad física, pueden reducir el riesgo de osteoporosis en la madurez
  • Contribuye a la salud cardiovascular
  • Es clave para la contracción normal de los músculos esqueletales y del corazón
  • Promueve un uso y rendimiento muscular normal
  • Mantiene los dientes y las encías saludables
  • Ayuda a mantener la función inmune saludable y el bienestar general
  • Ayuda a mantener niveles saludables de colesterol
  • Mantiene una adecuada conducción nerviosa
  • Regula la producción normal de hormonas y enzimas
  • Promueve la secreción hormonal normal
  • Promueve la regulación normal de enzimas y hormonas
  • Ayuda a aliviar las molestias del síndrome premenstrual
  • Promueve la coagulación normal de la sangre
  • Mantiene niveles saludables de azúcar en la sangre
  • Mantiene un peso corporal saludable
  • Contribuye a un embarazo y desarrollo fetal saludables

Detalles

Ingredientes

Ingredientes clave en Isotonix® Calcium Plus:

 

Calcio: 750 mg (carbonato, lactato, fosfato, sulfato, citrato)

La mayor concentración de calcio se encuentra en la leche. Otros alimentos ricos en calcio son las verduras como por ejemplo las hojas de col, las coles china, las hojas de mostaza, el brócoli, bok choy y el tofu. El calcio es un mineral esencial con una amplia gama de funciones biológicas. El calcio existe en los huesos, principalmente en forma de hidroxiapatita (Ca10 (PO4)6 (OH)2).

 

La hidroxiapatita es responsable de aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto tiene una necesidad estructural de calcio y actúa como depósito del mismo. Al margen de ser el principal componente de huesos y dientes, el calcio promueve la contracción muscular normal, la salud de los nervios, el ritmo cardiaco, la coagulación de la sangre, la secreción glandular, la producción de energía y el funcionamiento del sistema inmunológico.*

 

Es necesaria la ingesta de calcio diaria suficiente para mantener una óptima densidad ósea, huesos y dientes saludables y se ha demostrado que alivia el malestar en las mujeres con SMP (síndrome premestrual). Cuando el cuerpo no recibe el suficiente calcio diario, lo extrae de los huesos.

 

La cantidad de calcio en la sangre es regulada por la hormona paratiroidea (HPT). Los niveles altos de calcio en el cuerpo se encuentran relacionados con una salud cardiovascular normal y con niveles de colesterol normales. En la revista especializada de la American Dietetic Association, un estudio reveló que el calcio ayudaba a las mujeres de mediana edad a mantener un peso saludable.*

 

Magnesio: 200 mg (óxido, carbonato)

Los alimentos ricos en magnesio incluyen granos sin pulir, nueces y vegetales verdes. Los vegetales verdes son fuentes potenciales de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, los almidones, los productos lácteos y los alimentos refinados y procesados contienen menores cantidades de magnesio. Se calcula que el consumo promedio diario de magnesio en varones de nueve años y mayores en los EE.UU es de aproximadamente 323 miligramos; en el caso de las niñas de nueve años y mayores es de alrededor de aproximadamente 228 miligramos. Investigaciones recientes muestran que nuestras dietas son deficientes de magnesio.

 

El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y estimula el metabolismo normal del potasio y el calcio en los adultos. Ayuda a mantener los niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También contribuye con el transporte normal de calcio dentro de la célula para su utilización. El magnesio promueve el funcionamiento normal del tejido nervioso y muscular y la síntesis normal de todas las proteínas, ácidos nucleicos, nucleótidos, monofosfato de adenosina cíclico, lípidos y carbohidratos. El magnesio ayuda a combatir el estrés oxidativo y la peroxidación lípida.

 

El magnesio contribuye con la emisión normal de energía, la regulación de la temperatura del organismo, la función nerviosa, la adaptación al estrés y el metabolismo. En gran medida, el magnesio también contribuye con la capacidad del organismo para producir huesos y dientes saludables y para desarrollar músculos. Junto con el calcio y la vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes. La combinación de magnesio y calcio ayuda a fortalecer el músculo cardíaco, mantener un ritmo cardíaco regular y una presión sanguínea normal.

 

Manganeso: 1 mg (Sulfato)

El manganeso es un mineral encontrado en grandes cantidades en materia animal y vegetal. Las fuentes dietarias más valiosas de manganeso incluyen granos enteros, nueces, verduras de hoja y tés. El manganeso está concentrado en el salvado de los granos, que con frecuencia se quita durante el procesamiento.

 

Solo cantidades de origen de este elemento se pueden encontrar en tejido humano. El manganeso se almacena predominantemente en huesos, hígado, riñones y páncreas. Promueve la formación normal del tejido conectivo, huesos, factores coagulantes y hormonas sexuales. Mantiene el metabolismo normal de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación de azúcar en sangre. El manganeso también promueve la función cerebral y nerviosa. El manganeso es un componente de la enzima manganeso superóxido dismutasa (MnSOD). Los antioxidantes eliminan los radicales libres que pueden ocasionar un envejecimiento prematuro y un estrés oxidativo en el cuerpo. Estas partículas aparecen en el organismo de manera natural y es posible que contribuyan con el proceso de envejecimiento. Los antioxidantes como la MnSOD pueden neutralizar los radicales libres. Algunos expertos estiman que el 37% de los estadounidenses no llega a las dosis diarias recomendadas de manganeso en sus dietas. Esto puede deberse al hecho de que los granos enteros son una fuente importante de manganeso dietético y muchos estadounidenses consumen granos refinados más frecuentemente que los granos enteros. Los granos refinados brindan la mitad del manganeso que brindan los enteros. Vitamina B2: 2 mg (Fosfato de riboflavina 5)

La vitamina B2 se encuentra en los productos lácteos, hígado, verduras verde oscuro y algunos tipos de mariscos. La vitamina B2 funciona como una coenzima, trabajando con otras vitaminas B. Promueve la formación de glóbulos rojos, mantiene normales al sistema nervioso, la respiración, la producción de anticuerpos y el crecimiento humano. Contribuye a un crecimiento saludable de piel, uñas y cabello y a la regulación de la actividad normal de la tiroides. La vitamina B2 contribuye con el proceso normal de conversión de los alimentos en energía como parte de la cadena de transporte de electrones, impulsando la energía celular en el micronivel. La riboflavina es útil en el embarazo y la lactancia y también para los atletas ya que necesitan muchas calorías. La vitamina B2 contribuye con la descomposición normal de las grasas, mientras que promueve la activación normal de la vitamina B6 y el ácido fólico. La vitamina B2 es soluble en agua y el cuerpo no puede almacenarla excepto en cantidades insignificantes. Debe reponerse diariamente.

 

En algunas condiciones, la vitamina B2 puede actuar como un antioxidante. Las conezimas de riboflavina respaldan además la transformación de la vitamina B6 y el ácido fólico en sus formas activas y la conversión del triptofan en niacina.

 

Vitamina C: 58 mg (ácido ascórbico)

Entre las mejores fuente alimenticias de vitamina C se incluyen todas las frutas cítricas (naranjas, toronjas, limones y tangerinas), las fresas, los tomates, el brócoli, las coles de Bruselas, los pimientos y el melón. La vitamina C es una vitamina "frágil" que puede ser destruida con facilidad al cocinar los alimentos o al exponeros al oxígeno.

 

La vitamina C promueve un efecto de "ahorro" de vitaminas, respaldando la habilidad de su cuerpo de utilizar múltiples vitaminas y minerales como por ejemplo la tiamina, la riboflavina, el ácido pantoténico, la biotina, el ácido fólico, B12, retinaldehido y el alfa-tocoferol y el calcio mineral. También es un cofactor o auxiliar en el metabolismo normal del ácido fólico, algunos aminoácidos y hormonas. Al ser un antioxidante eficaz, también contribuye con la absorción de hierro por el intestino delgado. La vitamina C mantiene la vitamina E en las membranas celulares. Respalda la síntesis normal del colágeno. La vitamina C respalda la salud cardiovascular, los niveles normales de colesterol y la salud del sistema inmunológico.

 

Se ha convertido en la vitamina más popular del mundo. Una de las razones es su capacidad de fortalecer el sistema inmunológico. La evidencia más convincente sobre la necesidad de tomar suplementos de vitamina C se basa en el hecho de que el organismo humano es incapaz de producir vitamina C.

 

El consumo reducido de vitamina C es común en Estados Unidos. El estrés también puede ser responsable por la reducción de los niveles de vitamina C en muchos estadounidenses. Fumar y consumir algunas drogas también pueden deteriorar la capacidad del organismo de absorber vitamina C. Al ser soluble en agua, la vitamina C es evacuada del cuerpo todos los días. Como los seres humanos no siempre consumimos alimentos que contengan la cantidad adecuada de vitamina C, suele ser provechoso tomar un suplemento.

 

Vitamina D3: 1,000 UI (Colcalciferol)

La exposición regular a los rayos del sol es la forma principal en que la mayoría de las personas obtienen la vitamina D. Las fuentes de alimentos de la vitamina D incluyen la leche fortificada con vitamina D (100 UI por taza), el aceite de hígado de bacalao, los pescados grasos como el salmón y pequeñas cantidades se encuentran en la yema de huevo y en el hígado.

 

La vitamina D promueve la absorción de calcio y fósforo y sustenta la producción de varias proteínas que participan en la absorción y almacenamiento del calcio. La vitamina D trabaja junto con el calcio para promover la fortaleza y dureza ósea. Estimula el transporte normal de calcio desde los osteoblastos hacia el fluido extracelular y los riñones. También promueve la reabsorción normal de fosfato y calcio por los conductos renales y el epitelio intestinal. Respalda el crecimiento normal de las células de la piel y estimula la producción normal de insulina en el páncreas.

 

Boro: 1 mg (Borato de sodio)

El boro es un mineral que se encuentra en niveles altos en los alimentos de planta como por ejemplo las frutas secas, nueces, hortalizas de hojas verde oscuro, compota de manzana, jugo de uvas y guisantes y habichuelas secas cocidas. El boro se encuentra en la mayoría de los tejidos, pero principalmente en los huesos, el bazo y la tiroides. El boro contribuye con el metabolismo normal de hormonas y huesos.

 

El boro contribuye con la capacidad del organismo para producir y mantener huesos saludables. También ayuda a retener cantidades adecuadas de calcio y magnesio para promover una mineralización ósea adecuada. El boro es un cofactor esencial para la conversión de la vitamina D en su forma activa. Mejora el mantenimiento de membranas celulares saludables, el funcionamiento mental adecuado y el estado de alerta y respalda los niveles normales de estrógeno sérico y calcio ionizado.

 

Potasio: 217 mg (bicarbonato, citrato)

El potasio es un electrolito que se almacena en los músculos. Los alimentos ricos en potasio son: bananas, naranjas, melón, aguacate, espinaca cruda, repollo y apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el balance de fluidos en el cuerpo. Además, participa en una gran variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos. Entre otras cosas, el potasio favorece la transmisión normal de impulsos nerviosos, la contracción de los músculos cardíacos, esqueléticos y lisos, la producción de energía, la síntesis de ácidos nucleicos, el mantenimiento de la tonicidad intracelular y el mantenimiento de la presión sanguínea normal.

 

En 1928, se sugirió que las altas ingestas de potasio podían ayudar a mantener la salud cardiovascular. El potasio mantiene la relajación muscular normal y la emisión de insulina. También promueve la síntesis de glucógeno y de proteínas. El potasio es un electrolito que contribuye con los normales latidos del corazón. El potasio es importante para liberar energía de las proteínas, grasas y carbohidratos durante el metabolismo. El potasio contribuye con la capacidad del organismo de regular el equilibrio de agua, recuperarse del ejercicio y eliminar desechos.

Algunos síntomas de la deficiencia de potasio son: mala circulación, hinchazón, insomnio, molestias intestinales, debilidad muscular y retención de líquido. El sodio y el potasio son dos de los iones más importantes para mantener el equilibrio homeostático de los líquidos del cuerpo.

Preguntas Más Frecuentes

Preguntas frecuentes sobre Isotonix® Calcium Plus:     

     

¿Cuánto calcio debería tomar?

La National Academy of Sciences indica que se necesita una ingesta de calcio de un 25-50% superior a las recomendaciones previas. Para las personas de 20 a 50 años, se recomienda que el consumo de calcio sea de al menos 1,000 mg por día; para los adultos de más de 51 años, se recomiendan 1,200 mg diarios. La cantidad suplementaria más común para lo adultos es de 800 a 1,000 mg por día. Algunos médicos recomiendan 1,000 miligramos de calcio suplementario diarios para las mujeres posmenopáusicas que realizan la terapia de reemplazo de estrógeno (ERT, por sus siglas en inglés) y 1,500 miligramos diarios para las mujeres posmenopáusicas que no realizan la ERT. Todas las personas deberían tener una ingesta de calcio adecuada. El Consejo de Alimentación y Nutrición de la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. ha recomendado las siguientes ingestas adecuadas (AI, por sus siglas en inglés) de calcio. Mire la tabla provista para determinar los requisitos de ingesta adecuada de calcio:

 

 

Bebés (de leche materna o fórmula)

(AI)

0-6 meses

200 mg/día

7-12 meses

270 mg/día

 

 

Niños (de su ingesta dietética regular)

 

1-3 años

500 mg/día

4-8 años

800 mg/día

 

 

Niños y niñas

 

9-13 años

1,300 mg/día

14-18 años

1,300 mg/día

 

Hombres

 

19-30 años

1,000 mg/día

31-50 años

1,000 mg/día

51-70 años

1,200 mg/día

70 años

1,200 mg/día

 

 

Mujeres

 

19-30 años

1,000 mg/día

31-50 años

1,000 mg/día

51-70 años

1,200 mg/día

70 años

1,200 mg/día

 

 

Embarazadas

 

14-18 años

1,300 mg/día

19-30 años

1,000 mg/día

31-50 años

1,000 mg/día

 

 

Mujeres en periodo de lactancia

 

14-18 años

1,300 mg/día

19-30 años

1,000 mg/día

31-50 años

1,000 mg/día

 

 

 

 

*Fuente: Academia Nacional de Ciencias

 

No soy una mujer mayor. ¿Por qué debería tomar un suplemento de calcio?

El calcio desempeña un rol muy importante en la regulación de muchos de los principales procesos del cuerpo con implicaciones que van más allá del factor edad. Aparte de las mujeres mayores que pueden ser propensas a la pérdida de masa ósea, las mujeres más jóvenes, embarazadas y en período de lactancia, los niños en edad de crecimiento y los hombres deberían tomar un suplemento de calcio.

 

Las mujeres más jóvenes necesitan más calcio para fortalecer sus huesos. Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan calcio adicional, al menos 1200 mg por día para estimular el desarrollo saludable de nuevas células y la producción de leche materna. Los niños en edad de crecimiento necesitan calcio adicional, en algunos casos de dos a cuatro veces más que un adulto, para ayudar en el desarrollo óseo y en el crecimiento adecuado. Finalmente, se ha descubierto que aquellos con una deficiente salud cardiovascular tienen niveles bajos de ingesta de calcio. Hay estudios que han confirmado que los suplementos de calcio mantienen la salud del corazón.*

 

¿Por qué debería tomar calcio?

Según el Ministro de Sanidad, el suplemento de calcio diario es la clave para evitar y tratar la insuficiencia de calcio y para ayudar a reducir el riesgo de sufrir osteoporosis. En la actualidad, la osteoporosis afecta a más de un tercio de las mujeres posmenopáusicas de este país. Además, estadísticas clínicas recientes indican que los hombres mayores también tienen posibilidades de volverse propensos a la osteoporosis.*  

 

Todas las personas necesitan calcio. Casi nadie ingiere la cantidad necesaria de calcio en su dieta diaria. Además de ayudar a mantener la integridad de la masa ósea, el calcio desempeña un rol dinámico como mineral. Es muy importante en la actividad de muchas enzimas del cuerpo y para mantener un balance de fluidos apropiado. Isotonix Calcium Plus también promueve la contracción normal del esqueleto y los músculos.

 

Escuché que el calcio es excelente para el síndrome premenstrual. ¿Por qué?

El síndrome premenstrual es una influencia no deseada en la armonía física y psicológica. Mediante estudios recientes se ha descubierto que más del 70 por ciento de relaciones se ven afectadas de algún modo por el síndrome premenstrual. Es por eso que el síndrome premenstrual tiene un impacto en casi todas las personas, incluyendo lo hombres. El suplemento de calcio puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

 

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones de Nutrición Humana del Departamento de Agricultura de EE. UU., descubrió que las mujeres con una dieta elevada de calcio habían reducido la irritabilidad, los calambres y la hinchazón asociados al síndrome premenstrual (SPM, por sus siglas en inglés). Las hormonas ováricas afectan el metabolismo del calcio, magnesio y vitamina D. El estrógeno regula el metabolismo del calcio, la absorción intestinal de calcio, la expresión genética y la secreción de la hormona paratiroidea, causando fluctuaciones a lo largo del ciclo menstrual. Cuando una mujer está menstruando, sus hormonas están "por todas partes". Pruebas clínicas en mujeres con el síndrome premenstrual han demostrado que los suplementos de calcio ayudan a reducir los síntomas somáticos y del estado de ánimo asociados con el síndrome premenstrual.*

 

¿A qué edad se recomienda comenzar a tomar Isotonix® Calcium Plus?

Isotonix Calcium Plus se recomienda para todos los adultos a partir de 18 años de edad.

 

Si solo absorbemos entre 300 y 400 mg de calcio por vez, ¿por qué una tapa contiene 750 mg?

En 2 tapas de Isotonix Calcium hay 750 mg de calcio. Por consiguiente, una tapa equivale a 375 mg de calcio.

 

¿Por qué Isotonix Calcium Plus es mejor que otros productos de calcio?

Es mejor por el sistema de administración de Isotonix. ¡Probablemente el secreto del proceso isotónico ya sea evidente! Cuando una sustancia isotónica entra en el cuerpo, se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo. Con los fluidos isotónicos, se pierde muy poco valor nutritivo, lo cual hace que la absorción de nutrientes sea altamente efectiva. No hay nada artificial. Un fluido isotónico es el sistema de administración de nutrientes natural.

 

¿Por qué queda un resto arenoso en la taza luego de mezclar Isotonix con agua? El agua que cada uno usa es distinta; hay agua corriente con una concentración de minerales más alta y el nivel de pH del agua difiere según la ubicación geográfica y la calidad del agua corriente, lo que puede causar inconsistencias con el punto de saturación de una solución. Para asegurarnos de que nuestras soluciones alcancen el punto de saturación, sin importar los niveles de pH o minerales en el agua, hemos maximizado las cantidades de formulación para que cada porción de Isotonix Calcium Plus contenga la cantidad adecuada de calcio. El resto que queda en la taza se debe a una sobresaturación que es común en el agua corriente con un nivel de pH superior o un contenido de minerales superior.

 

¿Qué forma de calcio debería tomar? La mejor forma de calcio es el carbonato de calcio que es utilizado por el cuerpo de manera más efectiva, debido a que aumenta la capacidad de absorción. Además, el calcio es absorbido con mayor facilidad por el cuerpo cuando está combinado con magnesio, manganeso, vitamina C, vitamina B2, boro y potasio. Isotonix Calcium Plus está formulado con carbonato de calcio y las vitaminas y minerales adicionales necesarios en una forma isotónica la cual permite la utilización y absorción máxima de calcio en el cuerpo y reduce la pérdida de valor nutritivo causada por muchos comprimidos o cápsulas de calcio.    

Ciencia

Scientific Studies to Support Isotonix® Calcium Plus:

Allender PS, Cutler JA, Follman D, et al. Dietary calcium and blood pressure: meta—analysis of randomized clinical trials. Ann Intern Med. 1996; 124:825-831. Altura BM, Altura BT. Role of magnesium and calcium in alcohol-induced hypertension and strokes as probed by in vivo television microscopy, digital image microscopy, optical spectroscopy, 31P-NMR, spectroscopy and a unique magnesium ion-selective electrode. Alcohol Clin Exp Res. 1994; 18:1057-1068. Baly DL, Schneiderman JS, Garcia-Welsh AL. Effect of manganese deficiency on insulin binding, glucose transport and metabolism in rat adipocytes. J Nutr. 1990; 120:1075-1079. Baron JA, Beach M, Mandel JS, et al. Calcium supplements for the prevention of colorectal adenomas. N Engl J Med 1999;340:101-107. Baron JA, Tosteson TD, Wargovich MJ, et al. Calcium supplementation and rectal mucosal proliferation: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 1995;87:1303-1307. Baxter GF, Sumeray MS, Walker JM. Infant size and magnesium: insights into LIMIT-2 and ISIS-4 from experimental studies. Lancet. 1996; 348:1424-1426. Beattie JH, Peace HS. The influence of a low-boron diet and boron supplementation on bone, major mineral and sex steroid metabolism in postmenopausal women. Br J Nutr. 1993 May;69(3):871-84. Bell L, Halstenson CE, Halstenson CJ, et al. Cholesterol-lowering effects of calcium carbonate in patients with mild to moderate hypercholesterolemia. Arch Intern Med. 1992; 152:2441-2444. Bostick RM, Kushi LH, Wu Y, et al. Relation of calcium, vitamin D, and dairy food intake to ischemic heart disease mortality among postmenopausal women. Am J Epidemiol 1999;149:151-160. Britton J, Pavord I, Richards K, et al. Dietary magnesium, lung function, wheezing, and airway hyper-reactivity in a random adult population sample. Lancet. 1994; 344:357-362. Buckley LM, Leib ES, Cartularo KS, et al. Calcium and vitamin D3 supplementation prevents bone loss in the spine secondary to low-dose corticosteroids in patients with rheumatoid arthritis. Ann Intern Med. 1996; 125:961-968. Casscells W. Magnesium and myocardial infarction. Lancet. 1994; 343:807-809. Christiansen CW, Rieder MA, Silverstein EL, Gencheff NE. Magnesium sulfate reduces myocardial infarct size when administered before but not after coronary reperfusion in a canine model. Circulation. 1995; 92:2617-2621. Christin Marandino, Vegetarian Times, August 1998 Curhan GC, Willett WC, Speizer FE, et al. Comparison of dietary calcium with supplemental calcium and other nutrients as factors affecting the risk of kidney stones in women. Ann Intern Med. 1997; 126:497-504. Dawson-Hughes B, Harris SS, Krall EA, Dallal GE. Effect of calcium and vitamin D supplementation on bone density on men and women 65 years of age and older. N Engl J Med. 1997; 337:670-676. de Lourdes Lima M, Cruz T, Carreiro Pousada J, et al. The effect of magnesium supplementation in increasing doses on the control of type 2 diabetes. Diabetes Care. 1998; 21:682-686. Dietary Reference Intakes for Calcium, Phosphorous, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride. Washington, DC: National Academy Press; 1997. Durlach J, Durlach V, Bac P, et al. Magnesium and therapeutics. Magnes Res. 1994; 7:313-328. Elisaf M, Merkouropoulos M, Tsianos EV. Siamopoulos KC. Pathogenetic mechanisms of hypomagnesemia in alcoholic patients. J Trace Elem Med Biol. 1995; 9:210-214. Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181. Garland CF, Garland FC, Gorham ED. Calcium and vitamin D. Their potential roles in colon and breast cancer prevention. Ann NY Acad Sci. 1999; 889:107-119. Gong H, Amemiya T. Optic nerve changes in manganese-deficient rats. Exp Eye Res. 1999; 68:313-320. Gullestad L, Dolva LO, Soyland E, et al. Oral magnesium supplementation improves metabolic variables and muscle strength in alcoholics. Alcohol Clin Exp Res. 1992; 16:986-990. Health & Medicine. (Statistical Data Included) American Fitness, July, 1999 Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780. Heaney RP. Calcium, dairy products and osteoporosis. J Am Coll Nutr. 2000; 19(2 Suppl):83S-99S. Hussain S, Ali SF. Manganese scavenges superoxide and hydroxyl radicals: an in vitro study in rats. Neuroscience Letters. 1999; 261:21-24. ISIS-4 (Fourth International Study of Infarct Survival) Collaborative Group. ISIS-4: a randomised factorial trial assessing early oral captopril, oral mononitrate, and intravenous magnesium sulfate in 58,050 patients with suspected acute myocardial infarction. Lancet. 1995; 345:669-685. Jorde R, Sundsfjord J, Haug E, et al. Relation between low calcium intake, parathyroid hormone, and blood pressure. Hypertension 2000;35:1154-1159. Kao WHL, Folsom AR, Nieto J, et al. Serum and dietary magnesium and the risk for type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch. Int Med. 1999; 159:2151-2159. Keen CL, Ensunsa JL, Watson MH, et al. Nutritional aspects of manganese from experimental studies. Neurotoxicol. 1999; 20:213-223. Krieger D, Krieger S, Jansen O, et al. Manganese and chronic hepatic encephalopathy. Lancet. 1995; 346:270-274. Lim R, Herzog WR. Magnesium for cardiac patients: is it a valuable treatment supplement? Contemp Int Med. 1998; 10:6-9. Lipkin M, Newmark H. Effect of added dietary calcium on colonic epithelial-cell proliferation in subjects at high risk for familial colonic cancer. N Engl J Med. 1985; 313:1381-1384. Lucas MJ, Leveno KJ, Cunningham FG. A comparison of magnesium sulfate with phenytoin for the prevention of eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:201-205. Martini LA. Magnesium supplementation and bone turnover. Nutr Rev. 1999; 57:227-229. Mauskop A, Altura BM. Role of magnesium in the pathogenesis and treatment of migraines. Clin Neurosci. 1998; 5:24-27. Naghii MR, Wall PM, Samman S. The boron content of selected foods and the estimation of its daily intake among free-living subjects. J Am Coll Nutr. 1996 Dec;15(6):614-9. Newnham RE. Essentiality of boron for healthy bones and joints. Environ Health Perspect. 1994;102:83-85 Nielsen FH. Studies on the relationship between boron and magnesium which possibly affects the formation and maintenance of bones. Magnes Trace Elem. 1990;9:61-69 Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:283-303. Oginni LM, Sharp CA, Worsfold M, et al. Healing of rickets after calcium supplementation. Lancet. 1999; 353:296-297. Orchard TJ. Magnesium and type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch Int Med. 1999; 159:2119-2120. Paolisso G, Sgamabato S, Pizza G, et al. Improved insulin response and action by chronic magnesium administration in aged NIDDM. Diabetes Care. 1989; 12:265-269. Peikert A, Wilimzig C, Kohne-Volland R. Prophylaxis of migraine with oral magnesium: results from a prospective, multi-center, placebo-controlled and double-blind randomized study. Cephalalgia. 1996; 16:257-263. Penland J.G. The importance of boron nutrition for brain and psychological function. Biol Trace Elem Res. 1998; 66:299-317. Recker RR. Calcium absorption and achlorhydria. N Engl J Med. 1985; 313:70-73. Reid IR, Ames RW, Evans MC, et al. Effect of calcium supplementation on bone loss in postmenopausal women. N Engl J Med. 1993; 328:460-464. Rivlin RS. Magnesium deficiency and alcohol intake: mechanisms, clinical significance and possible relation to cancer development (a review). J Am Coll Nutr. 1994; 13:416-423. Roberts JM. Magnesium for preeclampsia and eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:250-251. Roffe C, Fletcher S, Woods KL. Investigation of the effects of intravenous magnesium sulphate on cardiac rhythm in acute myocardial infarction. Br Heart J. 1994; 71:141-145. Saris N-EL, Mervaala E, Karppanen H, et al. Magnesium. An update on physiological, clinical and analytical aspects (review). Clinica Chimica Acta. 2000; 294:1-26. Shils ME. Magnesium. In: Shils M, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:169-192. Singh MA. Combined exercise and dietary intervention to optimize body composition in aging. Ann N Y Acad Sci. 1998 Nov 20;854:378-93. Singh N, Singh PN, Hershman JM. Effect of calcium carbonate on the absorption of levothyroxine. JAMA. 2000; 283:2822-2825. Sojka JE. Magnesium supplementation and osteoporosis. Nutr Rev. 1995; 53:71-80. Strause L, Saltman P, Glowacki J. The effect of deficiencies of manganese and copper on osteo-induction and on resorption of bone particles in rats. Calcif Tissue Int. 1987; 41:145-150 Strause L, Saltman P, Smith KT, et al. Spinal bone loss in postmenopausal women supplemented with calcium and trace minerals. J Nutr. 1994; 124:1060-1064. Sutherland B, Strong P, King JC. Determining human dietary requirements for boron. Biol Trace Elem Res. 1998 Winter;66(1-3):193-204. Talbot JR, Guardo P, Seccia S, et al. Calcium bioavailability and parathyroid hormone acute changes after oral intake of dairy and nondairy products in healthy volunteers. Osteoporosis Int. 1999; 10:137-142. Tobian L. Salt and hypertension. Lessons from animal models that relate to human hypertension. Hypertension. 1991; 17:152-158. Tosiello L. Hypomagnesemia and diabetes mellitus. A review of clinical implications. Arch Intern Med. 1998; 156:1143-1148. Volpe SL, Taper LJ, Meacham S. The relationship between boron and magnesium status and bone mineral density in the human: a review. Magnes Res. 1993;6:291-296 Wargovich MJ, Eng VWS, Newmark HL. Calcium inhibits the damaging and compensatory proliferative effects of fatty acids on mouse colon epithelium. Cancer Lett. 1984; 23:253-258. Weaver CM, Heaney RP. Calcium. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:141-155. Wolf RL, Cauley JA, Baker CE, et al. Factors associated with calcium absorption efficiency in pre- and perimenopausal women. Am J Clin Nutr. 2000; 72:466-471. Woods KL, Fletcher S. Long-term outcome after intravenous magnesium sulphate in suspected acute myocardial infarction: the second Leicester Intravenous Magnesium Intervention Trial (LIMIT-2). Lancet. 1994; 343:816-819. Zemel MB, Shi H, Greer B, et al. Regulation of adiposity by dietary calcium. FASEB J. 2000; 14:1132-1138.

*Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).
Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Opiniones

En este momento no hay reseñas para este producto.