Isotonix® Magnesium - Frasco individual (45 porciones)

$41.95 USD

¿Qué hace que Isotonix® Magnesium sea único? El magnesio es el cuarto mineral que más abunda en el cuerpo y contribuye a más de 300sistemas de enzimas. Contribuye con la emisión normal de energía, la regulación de la temperatura del organismo, la función nerviosa, la adaptación al estrés, el metabolismo y más. Uno de los mecanismos principales del magnesio en el cuerpo es que contribuye a la síntesis normal de proteínas. La síntesis normal de proteínas necesita concentraciones óptimas de magnesio, ya que el magnesio contribuye para que se brinden señales a los elementos fundamentales de la vida, nuestro AND, que provocan la expresión de los aminoácidos. En otras palabras, este proceso contribuye a la capacidad normal del cuerpo para ""producir"" proteínas. El valor diario recomendado para adultos de 400 mg de magnesio. Sin embargo, el promedio de ingesta diaria es mucho menor. Un estudio publicado en Journal of Nutrition reveló que la mayoría de los adultos en EE. UU., especialmente aquellos mayores de 30 años, recibían, en promedio, aproximadamente 290 mg de magnesio por día. Es estudio también demostró que la ingesta dietaria es particularmente más baja en las mujeres. Lamentablemente, los niveles inadecuados de magnesio están relacionados con la falta de concentración, memoria y función cognitiva, y malestar muscular. La calidad del sueño está asociada con niveles más altos de magnesio y cuando estos niveles están bajos, la calidad de sueño puede verse afectada. Isotonix Magnesium le aporta al cuerpo el 100 por ciento del valor diario recomendado de magnesio en una fórmula altamente biodisponible. Gracias a su fórmula única, que incluye dos tipos de magnesio para aumentar la absorción en el cuerpo, Isotonix Magnesium ayuda a mantener la presión sanguínea normal y contribuye a la salud de los huesos y a la calidad del sueño, mientras mantiene la cabeza sin molestias y brinda una salud muscular óptima.

Beneficios

Beneficios principales de Isotonix® Magnesium*:

  • Mantiene la cabeza sin molestias
  • Contribuye a la salud y bienestar muscular
  • Ayuda a mantener niveles normales de azúcar en sangre
  • Contribuye con una calidad de sueño saludable
  • Ayuda a mantener la presión sanguínea normal
  • Contribuye a la salud cardiovascular
  • Promueve la salud cognitiva
  • Estimula la salud ósea
  • Ayuda al cuerpo a mantener un nivel saludable (o normal o adecuado) de magnesio, combatiendo la deficiencia de magnesio

 

Detalles

¿Qué hace que Isotonix® Magnesium sea único? El magnesio es el cuarto mineral que más abunda en el cuerpo y contribuye a más de 300sistemas de enzimas. Contribuye con la emisión normal de energía, la regulación de la temperatura del organismo, la función nerviosa, la adaptación al estrés, el metabolismo y más. Uno de los mecanismos principales del magnesio en el cuerpo es que contribuye a la síntesis normal de proteínas. La síntesis normal de proteínas necesita concentraciones óptimas de magnesio, ya que el magnesio contribuye para que se brinden señales a los elementos fundamentales de la vida, nuestro AND, que provocan la expresión de los aminoácidos. En otras palabras, este proceso contribuye a la capacidad normal del cuerpo para "producir" proteínas. El valor diario recomendado para adultos de 400 mg de magnesio. Sin embargo, el promedio de ingesta diaria es mucho menor. Un estudio publicado en Journal of Nutrition reveló que la mayoría de los adultos en EE. UU., especialmente aquellos mayores de 30 años, recibían, en promedio, aproximadamente 290 mg de magnesio por día. Es estudio también demostró que la ingesta dietaria es particularmente más baja en las mujeres. Lamentablemente, los niveles inadecuados de magnesio están relacionados con la falta de concentración, memoria y función cognitiva, y malestar muscular. La calidad del sueño está asociada con niveles más altos de magnesio y cuando estos niveles están bajos, la calidad de sueño puede verse afectada. Isotonix Magnesium le aporta al cuerpo el 100 por ciento del valor diario recomendado de magnesio en una fórmula altamente biodisponible. Gracias a su fórmula única, que incluye dos tipos de magnesio para aumentar la absorción en el cuerpo, Isotonix Magnesium ayuda a mantener la presión sanguínea normal y contribuye a la salud de los huesos y a la calidad del sueño, mientras mantiene la cabeza sin molestias y brinda una salud muscular óptima.

Ingredientes

Ingredientes clave de Isotonix® Magnesium*: Magnesio (citrato y glicinato) 400 mg El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y estimula el metabolismo normal del potasio y el calcio en los adultos. Ayuda a mantener los niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También estimula la movilización normal del calcio, puesto que lo transporta hacia el interior de la célula para una mayor utilización. Tiene un rol fundamental para contribuir al funcionamiento normal de los músculos y el tejido nervioso. El magnesio promueve la síntesis normal de todas las proteínas, ácidos nucleicos, nucleótidos, monofosfato de adenosina cíclico, lípidos y carbohidratos.

El magnesio trabaja junto con el calcio para mantener la regulación normal del corazón y de la presión sanguínea. En gran medida, el magnesio también contribuye con la capacidad del organismo para producir huesos y dientes saludables y en el desarrollo apropiado de los músculos. Junto con el calcio y la vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes. El magnesio también promueve la salud cardiovascular manteniendo la actividad plaquetaria normal y ayudando a mantener los niveles normales de colesterol. Potasio (bicarbonato) 150 mg El potasio es un electrolito que se almacena en los músculos. Los alimentos ricos en potasio son: bananas, naranjas, melón, aguacate, espinaca cruda, repollo y apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el balance de fluidos en el cuerpo. También participa en una amplia variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos. Entre otras cosas, el potasio favorece la transmisión normal de impulsos nerviosos, la contracción de los músculos cardíacos, esqueléticos y suaves, la síntesis de ácidos nucleicos, el mantenimiento de la tonicidad intracelular y el mantenimiento de la presión sanguínea normal. En 1928, se sugirió que las altas ingestas de potasio podían ayudar a mantener la salud cardiovascular. El potasio mantiene la relajación muscular normal y la emisión de insulina. También promueve la síntesis de glucógeno y de proteínas. El potasio es un electrolito que contribuye con los normales latidos del corazón. El potasio contribuye con la capacidad del organismo de regular el equilibrio de agua, recuperarse del ejercicio y eliminar desechos.

Preguntas Más Frecuentes

Preguntas frecuentes acerca de Isotonix® Magnesium*:    ¿Qué beneficios le brinda el magnesio al cuerpo? Con su función de contribuir más de 300 reacciones de enzimas, el magnesio tiene un rol en muchos aspectos de la salud.

Con respecto a la salud ósea, es un componente importante de la porción mineralizada del hueso y contribuye al metabolismo normal del calcio y el potasio en adultos. El magnesio, junto con el calcio y la vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes y contribuir a la densidad mineral de los huesos. El magnesio también contribuye al desarrollo y movilidad muscular y a la transmisión de los impulsos nerviosos en los músculos. Los estudios demuestran claramente los efectos del suplemento de magnesio en la salud muscular. Los niveles adecuados de magnesio también son importantes para la salud cardiovascular. Los estudios demuestran que el magnesio contribuye a un ritmo cardíaco normal, promoviendo así un corazón saludable. Además, el magnesio ayuda a mantener una presión sanguínea normal. El magnesio ayuda a mantener la presión sanguínea normal. El magnesio contribuye con la síntesis normal de proteínas. Por eso, existe evidencia de que el magnesio ayuda a mantener los niveles normales de azúcar en sangre. ¿Cuánto magnesio debería consumir, y por qué necesito un suplemento de magnesio en vez de ingerirlo en mi dieta normal? La ingesta diaria recomendada para adultos, establecida por el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU., establece que los hombres adultos de entre 19 y 30 años deben recibir 400 mg de magnesio por día. Las mujeres adultas de la misma edad deben recibir 310 mg por día. Para hombres mayores, la recomendación es de 420 mg diarios, mientras que las mujeres mayores deben consumir 320 mg por día. Los factores diarios del estilo de vida y las malas decisiones de alimentación afectan negativamente la cantidad de magnesio que ingerimos. Los alimentos ricos en magnesio son los granos enteros, frutos secos y vegetales verdes, que son grandes fuentes de magnesio por su contenido de clorofila. Las carnes, el almidón, los productos lácteos y los alimentos procesados y refinados, que son gran parte de la dieta normal de la sociedad actual, contienen bajas cantidades de magnesio. Las dietas altas en grasas no solo brindan menos cantidades de magnesio, sino que los estudios han demostrado que dichas dietas pueden generar que el cuerpo absorba aún menos magnesio. Incluso con una dieta apropiada y equilibrada, la cantidad de nutrientes en los alimentos de hoy todavía difiere ampliamente de aquellos de una generación anterior. Además, los métodos de preparación de los alimentos pueden disminuir el contenido del magnesio en la comida. Por estas razones, es importante ayudar a equilibrar nuestras dietas con suplementos nutricionales que pueden brindar un apoyo adicional a la nutrición. ¿Por qué se eligieron estas formas de magnesio (citrato y glicinato)? Estas dos formas de magnesio fueron elegidas cuidadosamente en base a los últimos fundamentos científicos, ya que se ha demostrado que tienen una excelente tasa de absorción oral y funcionan bien dentro del sistema de administración de Isotonix®. ¿Qué es el sistema de administración Isotonix? ¿Cómo funciona? Isotónico, que significa "misma presión", tiene igual semejanza química que la sangre del cuerpo, el plasma y las lágrimas. Todos los fluídos del cuerpo tienen una determinada concentración, que llamamos presión osmótica. La presión osmótica común del cuerpo, isotónica, permite un mantenimiento de los tejidos del cuerpo. Para que una sustancia se absorba y se utilice en el metabolismo del cuerpo, debe transportarse en un estado isotónico. Cuando una sustancia isotónica entra en el cuerpo, se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo. Los suplementos dietéticos Isotonix se administran en una solución isotónica, permitiendo que los nutrientes pasen directamente al intestino delgado y sean absorbidos rápidamente en el torrente sanguíneo. Con los productos Isotonix, se pierde poco valor nutritivo, mientras que la absorción de nutrientes es muy eficaz brindando los mejores resultados. ¿Se debe tomar este producto con el estómago vacío? Sí. Para lograr una mayor absorción se recomienda tomar este producto con el estómago vacío. ¿Este producto está contraindicado para algunas personas? Cualquier persona que padezca una afección médica en curso, esté embarazada o amamantando, o esté tomando un medicamento recetado debe consultar con su médico antes de comenzar a tomar este producto. Además, aquellas personas con insuficiencia renal deben ingerir el magnesio con precaución. ¿Qué otros productos de salud y nutrición complementarían a Isotonix Magnesium? Isotonix OPC-3®, Isotonix Calcium Plus, Isotonix Vitamin D with K2 y Heart Health™ Omega III Fish Oil complementan los beneficios de Isotonix Magnesium with Vitamin E.

Ciencia

Scientific Support for Isotonix® Magnesium*:

  • Houston M. The role of magnesium in hypertension and cardiovascular disease. J Clin Hypertens (Greenwich). 13(11):843-7, 2011. Review.
  • Institute of Medicine. Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes: Calcium, Phosphorus, Magnesium, Vitamin D and Fluoride. National Academy Press. Washington, DC, 1999.
  • Appel LJ. Nonpharmacologic therapies that reduce blood pressure: A fresh perspective. Clin Cardiol. 22:1111-5, 1999.
  • Svetkey LP et al. Effects of dietary patterns on blood pressure: Subgroup analysis of the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) randomized clinical trial. Arch Intern Med. 159:285-93, 1999.
  • Peacock JM et al. Relationship of serum and dietary magnesium to incident hypertension: the Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC) Study. Annals of Epidemiology. 9:159-65, 1999.
  • Widman L et al. The dose-dependent reduction in blood pressure through administration of magnesium. A double blind placebo controlled cross-over study. Am J Hypertens. 6:41-5, 1993.
  • Altura BM and Altura BT. Magnesium and cardiovascular biology: An important link between cardiovascular risk factors and atherogenesis. Cell Mol Biol Res. 41:347-59, 1995.
  • Wester PO. Magnesium. Am J Clin Nutr. 45:1305-12, 1987.
  • Saris NE, Mervaala E, et al. Magnesium: an update on physiological, clinical, and analytical aspects. Clinica Chimica Acta. 294:1-26, 2000.
  • Sanjuliani AF et al. Effects of magnesium on blood pressure and intracellular ion levels of Brazilian hypertensive patients. Int J Cardiol. 56:177-83, 1996.
  • Shechter M et al. Effects of oral magnesium therapy on exercise tolerance, exercise-induced chest pain, and quality of life in patients with coronary artery disease. Am J Cardiol. 91:517-21, 2003.
  • Jee SH et al. The effect of magnesium supplementation on blood pressure: a meta-analysis of randomized clinical trials. Am J Hypertens. 15:691-6, 2002.
  • Preuss HG, Gondal JA, Lieberman S. Association of macronutrients and energy intake with hypertension. J Am Coll Nutr. 15:21-35, 1996.
  • Shechter M et al. Oral magnesium therapy improves endothelial function in patients with coronary artery disease. Circulation.102:2353-58, 2000.
  • Khosh, F. Natural approach to hypertension. Alternative Medicine Review. 6(6), 2001.
  • Vormann J. Magnesium: nutrition and metabolism. Molecular Aspects of Medicine. 24:27-37, 2003.
  • Rude KR. Magnesium metabolism and deficiency. Endocrinol Metab Clin North Am. 22:377-95, 1993.
  • Kobrin SM and Goldfarb S. Magnesium Deficiency. Semin Nephrol.10:525-35, 1990.
  • Lopez-Ridaura R et al. Magnesium intake and risk of type 2 diabetes in men and women. Diabetes Care. 27:134-40, 2004.
  • Paolisso G et al. Daily magnesium supplements improve glucose handling in elderly subjects. Am J Clin Nutr. 55:1161-7, 1992.
  • Rodriguez-Moran M and Guerrero-Romero F. Oral magnesium supplementation improves insulin sensitivity and metabolic control in type 2 diabetic subjects. Diabetes Care. 26:1147-52, 2003.
  • Kobrin SM and Goldfarb S. Magnesium Deficiency. Semin Nephrol. 10:525-35, 1990.
  • Meyer KA et al. Carbohydrates, dietary fiber, and incident type 2 diabetes in older women. Am J Clin Nutr. 71:921-30, 2000.
  • Song Y et al. Dietary magnesium intake in relation to plasma insulin levels and risk of type 2 diabetes in women. Diabetes Care. 27:59-65, 2004.
  • Huerta MG, Roemmich JN, Kington ML, et al. Magnesium deficiency is associated with insulin resistance in obese children. Diabetes Care. 28:1175-81, 2005.
  • Sales CH et al. Influence of magnesium status and magnesium intake on the blood glucose control in patients with type 2 diabetes. Clin Nutr. 30(3):359-64, 2011.
  • Trauninger, A., et al. Oral magnesium load test in patients with migraine. Headache. 42(4):114-119, 2002.
  • Sinclair, S., et al. Migraine headaches: nutritional, botanical and other alternative approaches. Alternative Medicine Review. 4(2):86-95, 1999.
  • Maizels, M., et al. A combination of riboflavin, magnesium, and feverfew for migraine prophylaxis: a randomized trial. Headache. 44(9):885-90, 2004.
  • Woolhouse, M. Migraine and tension headache--a complementary and alternative medicine approach. Aust Fam Physician. 34(8):647-51, 2005. Review.
  • Brown R. and Gerbarg P. Herbs and nutrients in the treatment of depression, anxiety, insomnia, migraine, and obesity. J Psychiatr Pract. 7(2):75-91, 2001.
  • Peikert, A., et al. Prophylaxis of migraine with oral magnesium: Results from a prospective, multi-center, placebo-controlled and double-blind randomized study. Cephalalgia. 16(4):257-63, 1996.
  • Mauskop, A., et al. Role of magnesium in the pathogenesis and treatment of migraines. Clin Neurosci. 5(1):24-27, 1998.
  • Demirkaya S et al. A comparative study of magnesium, flunarizine and amitriptyline in the prophylaxis of migraine. J Headache Pain. 1:179-86, 2000.
  • Wang, F., et al. Oral magnesium oxide prophylaxis of frequent migrainous headache in children: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Headache. 43(6):601-610, 2003.
  • Tucker KL, Hannan MT, Chen H, Cupples LA, Wilson PW, Kiel DP. Potassium, magnesium, and fruit and vegetable intakes are associated with greater bone mineral density in elderly men and women. Am J Clin Nutr. 69(4):727-36, 1999.
  • Elisaf M, Milionis H, Siamopoulos K. Hypomagnesemic hypokalemia and hypocalcemia: Clinical and laboratory characteristics. Mineral Electrolyte Metab. 23:105-12, 1997.
  • Stendig-Lindberg G et al. Trabecular bone density in a two year controlled trial of peroral magnesium in osteoporosis. Magnes Res. 6:155-63, 1993.
  • Tranquilli AL et al. Calcium, phosphorus and magnesium intakes correlate with bone mineral content in postmenopausal women. Gynecol Endocrinol. 8:55-8, 1994.
  • Institute of Medicine. Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes: Calcium, Phosphorus, Magnesium, Vitamin D and Fluoride. National Academy Press. Washington, DC, 1999.
  • New SA et al. Nutritional influences on bone mineral density: a cross-sectional study in premenopausal women. Am J Clin Nutr. 65:1831-9, 1997.
  • Gruber H et al. Magnesium deficiency: effect on bone mineral density in the mouse appendicular skeleton. BMC Musculoskelet Disord. 4(1):7, 2003.
  • Ryder K et al. Magnesium intake from food and supplements is associated with bone mineral density in healthy older white subjects. J Am Geriatr Soc. 53(11):1875-1880, 2005.
  • Rude R et al. Magnesium deficiency and osteoporosis: animal and human observations. J Nutr Biochem. 15(12):710-716, 2004.
  • Bilbey, D.L. J., et al. Muscle cramps and magnesium deficiency: case reports. Can Fam Physician. 42:1348-51, 1996.
  • Dahle, L. O., et al. The effect of oral magnesium substitution on pregnancy-induced leg cramps. Am J Obstet Gynecol. 173(1):175-180, 1995.
  • Roffe, C., et al. Randomised, cross-over, placebo controlled trial of magnesium citrate in the treatment of chronic persistent leg cramps. Med Sci Monit. 8(5):CR326-CR330, 2002.
  • Saris, N.-E. L., et al. Magnesium: an update on physiological, clinical and analytical aspects. Clinica Chimica Acta. 294:1-26, 2000.
  • Yu-Yahiro, J. A. Electrolytes and their relationship to normal and abnormal muscle function. Orthop Nurs. 13(5):38-40, 1994.
  • Brilla, L. R., et al. Effect of magnesium supplementation on strength training in humans. J Am Coll Nutr. 11(3):326-329, 1992.
  • Caddell JL. Magnesium deficiency promotes muscle weakness, contributing to the risk of sudden infant death (SIDS) in infants sleeping prone. Magnes Res. 14(1-2):39-50, 2001. Review.
  • Hornyak M et al. Magnesium therapy for periodic leg movements-related insomnia and restless legs syndrome: an open pilot study. Sleep. 21:501-5, 1998.
  • Popoviciu L et al. Clinical, EEG, electromyographic and polysomnographic studies in restless legs syndrome caused by magnesium deficiency (abstract). Rom J Neurol Psychiatry. 31:55-61, 1993.
  • Tanabe, K., et al. Erythrocyte magnesium and prostaglandin dynamics in chronic sleep deprivation. Clin Cardiol. 20(3):265-268, 1997.
  • Tanabe, K., et al. Efficacy of oral magnesium administration on decreased exercise tolerance in a state of chronic sleep deprivation. Jpn Circ J. 62(5):341-346, 1998.
  • Chollet D et al. Blood and brain magnesium in inbred mice and their correlation with sleep quality. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. 279(6):R2173-8, 2000.
  • Barker J. Insomnia options; natural medicine choices. Townsend Letter for Doctors and Patients. April 2004.
  • Sato-Mito N et al. The midpoint of sleep is associated with dietary intake and dietary behavior among young Japanese women. Sleep Med. 12(3):289-94, 2011.
  • Corsonello A et al. Serum magnesium levels and cognitive impairment in hospitalized hypertensive patients. Magnes Res. 14(4):273-82, 2001.
  • Saris, N.-E. L., et al. Magnesium: an update on physiological, clinical and analytical aspects. Clinica Chimica Acta. 294:1-26, 2000.
  • Huskisson E et al. The influence of micronutrients on cognitive function and performance. J Int Med Res. 35(1):1-19, 2007. Review.
  • Guran T et al. Cognitive and psychosocial development in children with familial hypomagnesaemia. Magnes Res. 24(1):7-12, 2011.
  • Inna Slutsky et al. Enhancement of Learning and Memory by Elevating Brain Magnesium. Neuron. 65(2):165-77, 2010.

*Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).
Estos productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Opiniones

En este momento no hay reseñas para este producto.