PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros - Single Canister (Approximately 90 Servings)

$27.95 USD

[ Detalles ]

Los perros, como los humanos, consumen alimentos cada vez más procesados y menos saludables, y están expuestos a una variedad de contaminantes ambientales que pueden perjudicar su organismo. La mala alimentación y la exposición constante a sustancias irritantes del medioambiente pueden dar lugar a una variedad de problemas de salud. La nutrición inadecuada puede afectar la textura y el brillo de la piel y el pelaje de su perro. Para mantener la salud de su mascota, es conveniente que, además de alimentarlos con una dieta balanceada, les dé un buen suplemento dietético. Si bien una alimentación balanceada puede brindar la nutrición básica, posiblemente los alimentos por sí solos no aporten todos los nutrientes para suplir las necesidades específicas de su perro. Cada animal tiene sus propias necesidades nutricionales, y factores como la edad, el nivel de actividad, el medioambiente, los genes y la raza afectan en gran medida la absorción de los nutrientes de los alimentos. Por lo tanto, es importante que su mascota reciba la cantidad necesaria de nutrientes para que su organismo funcione eficientemente y experimente el crecimiento y desarrollo adecuados. PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros complementa la dieta de su perro con la cantidad adecuada de vitaminas y minerales esenciales para mantener una salud óptima. PetHealth™ Fórmula Multivitamínica ayuda a mantener la salud de la piel y los ojos, favorece la reparación y el crecimiento de los tejidos corporales, contiene antioxidantes y contribuye a la salud del sistema inmunitario y el aparato digestivo. PetHealth, ¡soluciones avanzadas para una salud óptima!† Los perfiles de nutrientes de los alimentos para perros recomendados por la AAFCO no lo reconocen como un nutriente esencial.

Beneficios

•  Favorece la salud de la piel y el pelaje
•  Favorece el crecimiento y la reparación de los tejidos corporales
•  Contribuye al fortalecimiento de huesos y dientes
•  Contiene antioxidantes
•  Protege contra los radicales libres
•  Contribuye a la función del sistema inmunitario
•  Favorece la salud del sistema digestivo
•  Favorece la salud visual y ocular
•  Ayuda a mantener un nivel normal de energía
•  Es beneficioso para el sistema nervioso
•  Estimula la actividad del sistema muscular
Beneficios

¿QUÉ HACE QUE PETHEALTH™ FÓRMULA MULTIVITAMÍNICA SEA ÚNICO?

¿QUÉ HACE QUE PETHEALTH™ FÓRMULA MULTIVITAMÍNICA SEA ÚNICO?
Los perros, como los humanos, consumen alimentos cada vez más procesados y menos saludables, y están expuestos a una variedad de contaminantes ambientales que pueden perjudicar su organismo. La mala alimentación y la exposición constante a sustancias irritantes del medioambiente pueden dar lugar a una variedad de problemas de salud. La nutrición inadecuada puede afectar la textura y el brillo de la piel y el pelaje de su perro. Para mantener la salud de su mascota, es conveniente que, además de alimentarlos con una dieta balanceada, les dé un buen suplemento dietético. Si bien una alimentación balanceada puede brindar la nutrición básica, posiblemente los alimentos por sí solos no aporten todos los nutrientes para suplir las necesidades específicas de su perro. Cada animal tiene sus propias necesidades nutricionales, y factores como la edad, el nivel de actividad, el medioambiente, los genes y la raza afectan en gran medida la absorción de los nutrientes de los alimentos. Por lo tanto, es importante que su mascota reciba la cantidad necesaria de nutrientes para que su organismo funcione eficientemente y experimente el crecimiento y desarrollo adecuados. PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros complementa la dieta de su perro con la cantidad adecuada de vitaminas y minerales esenciales para mantener una salud óptima. PetHealth™ Fórmula Multivitamínica ayuda a mantener la salud de la piel y los ojos, favorece la reparación y el crecimiento de los tejidos corporales, contiene antioxidantes y contribuye a la salud del sistema inmunitario y el aparato digestivo. PetHealth, ¡soluciones avanzadas para una salud óptima!

† Los perfiles de nutrientes de los alimentos para perros recomendados por la AAFCO no lo reconocen como un nutriente esencial.

Preguntas Frecuentes

¿Por qué es necesario que le dé suplementos dietéticos a mi mascota?
Cada animal tiene sus propias necesidades nutricionales, y factores como la edad, el nivel de actividad, el medioambiente, los genes y la raza afectan en gran medida la absorción de los nutrientes de los alimentos. Por lo tanto, es importante ofrecerle a su mascota los nutrientes necesarios para que su organismo funcione eficientemente y experimente el crecimiento y desarrollo adecuados.

¿Es necesario acompañar PetHealth™ Fórmula Multivitamínica con alguna dieta específica?
PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros ha sido científicamente formulado para complementar todo tipo de dieta. Sin embargo, debe consultar con el veterinario si este le ha recomendado una dieta estricta y medicamentos para su mascota.

Mi mascota es quisquillosa con la comida, ¿le gustará PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros?
PetHealth™ Fórmula Multivitamínica contiene saborizantes de carne que lo harán apetecible para su perro. Para los perros muy quisquillosos con la comida le recomendamos que lo mezcle con su alimento enlatado favorito o con mantequilla de maní o queso.

¿Puedo alimentar a mi perro únicamente con PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perros?
PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perro ha sido formulado para ser espolvoreado sobre la comida.

¿Cuál es el programa de alimentación recomendado?
Se recomienda darle a su perro PetHealth™ Fórmula Multivitamínica para Perro una vez al día, todos los días.


Ingredientes

Vitamina A (como betacaroteno)
La vitamina A es liposoluble. Entre las fuentes de vitamina A se encuentran las vísceras (hígado y riñón), la yema de huevo, la mantequilla, el jugo de zanahoria, el zapallo, la batata, la espinaca, el durazno, los productos lácteos fortificados y el aceite de hígado de bacalao. La vitamina A es también parte de una familia de compuestos que incluyen el retinol, el retinal y el betacaroteno. El betacaroteno, también llamado provitamina A, puede convertirse en vitamina A cuando se necesitan cantidades adicionales. La vitamina A es necesaria para el crecimiento y la reparación de todos los tejidos corporales. También es beneficiosa para la visión nocturna, el crecimiento de los huesos y la salud del sistema inmunitario, y constituye una defensa antioxidante.

Vitamina D3 † (Colecalciferol)
Las fuentes de vitamina D son la leche fortificada con vitamina D (100 UI por taza), el aceite de hígado de bacalao y los pescados grasos como el salmón. También se encuentra en pequeñas cantidades en la yema de huevo y el hígado. La vitamina D estimula la absorción de calcio y fósforo y la producción de varias proteínas que participan en la absorción y almacenamiento del calcio. La vitamina D actúa conjuntamente con el calcio para fortalecer los huesos, estimular el transporte activo del calcio al fluido extracelular y facilitar la reabsorción tubular del calcio y el fosfato en los riñones. También favorece la absorción del calcio de los alimentos y la absorción de fosfato en el epitelio intestinal, el crecimiento y la reparación de los tejidos y la salud de la piel.

Vitamina E (Acetato d-alfa-tocoferol)
Las fuentes alimenticias más importantes de vitamina E son los aceites vegetales, la margarina, los frutos secos, las semillas, el aguacate y el germen de trigo. El aceite de cárcamo contiene grandes cantidades de vitamina E, y también se encuentra en cantidades muy pequeñas en los aceites de maíz y de soya. En realidad, la vitamina E es una familia de compuestos relacionados llamados tocoferoles y tocotrienoles. El principal beneficio para la salud es su actividad antioxidante, que fortalece el sistema inmunitario. También favorecen la cicatrización y ayudan a mantener la salud cardiovascular. La vitamina E es uno de los antioxidantes liposolubles más eficaces en el organismo, y protege las membranas celulares contra el daño causado por los radicales libres.

Calcio
El calcio se encuentra en la leche, el queso, el yogur, las tortillas de maíz, el repollo chino, la col rizada y el brócoli. Es un mineral esencial con una amplia variedad de funciones biológicas. El calcio se encuentra en los huesos, principalmente en forma de hidroxiapatita (Ca10 (PO4)6 (OH) 2). La hidroxiapatita constituye aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto tiene una necesidad estructural de calcio y también actúa como depósito de este. Además de ser un componente fundamental de los huesos y los dientes, el calcio estimula la contracción muscular, la conducción nerviosa, la salud cardiovascular y la producción de energía, y ayuda a mantener la salud del sistema inmunitario. Es importante tener en cuenta que el calcio y el fósforo actúan conjuntamente; por lo tanto, para que el organismo pueda absorber el calcio que necesita, se debe consumir una proporción adecuada de calcio y fósforo.

Fósforo
El fósforo se encuentra prácticamente en todos los alimentos porque es un componente estructural de las células; no obstante, sus fuentes principales son los lácteos, la carne y el pescado. El fósforo es un mineral esencial para todas las células del organismo, donde el ochenta y cinco por ciento del este se encuentra en el tejido óseo. Es un componente estructural de los huesos en forma de sal de fosfato de calcio, llamada hidroxiapatita. Los fosfolípidos son los componentes estructurales más importantes en todas las membranas celulares. Las moléculas encargadas de la producción y el almacenamiento de energía dependen de la fosforilación, que es el agregado de grupos fosfato a una molécula (por ejemplo el ATP, o trifosfato de adenosina, es un nucleótido de adenosina con tres grupos fosfato de alta energía). El fósforo también favorece la síntesis de los ácidos nucleicos.

Carbonato de magnesio
Los alimentos ricos en magnesio incluyen los cereales integrales, los frutos secos y las verduras verdes. Las verduras de hoja verde son excelentes fuentes de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, el almidón y la leche lo contienen en menor cantidad. Los alimentos refinados y procesados en general tienen un contenido de magnesio bajo. El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y estimula el metabolismo del potasio y el calcio. Ayuda a mantener niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También estimula la movilización normal del calcio, ya que lo transporta hacia el interior de la célula para una mayor utilización, y contribuye al funcionamiento de los tejidos nervioso y muscular. El magnesio favorece la síntesis normal de todas las proteínas, los ácidos nucleicos, los nucleótidos, el monofosfato de adenosina cíclico, los lípidos y los carbohidratos.

También estimula la liberación normal de energía, la regulación de la temperatura corporal y la función nerviosa adecuada, y ayuda al organismo a controlar el estrés y mantiene una función metabólica normal. El magnesio actúa conjuntamente con el calcio para mantener la regulación del corazón y de la presión arterial. Es importante destacar que el magnesio también contribuye a la formación de huesos y dientes sanos y al desarrollo del tejido muscular. El magnesio actúa conjuntamente con el calcio y la vitamina D para mantener los huesos fuertes. También se relaciona con la salud cardiovascular, ya que favorece la actividad plaquetaria y ayuda a mantener niveles normales de colesterol.

Potasio (Bicarbonato)
Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran las verduras y frutas frescas como la banana, el melón, la naranja, el aguacate, la espinaca cruda, el repollo y el apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos. También participa en una amplia variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos tales como los impulsos nerviosos, las contracciones de los músculos lisos, esqueléticos y cardíacos, la producción de energía y la síntesis de los ácidos nucleicos, además de ayudar a mantener la presión arterial a niveles normales y la tonicidad intracelular. El potasio estimula la relajación muscular, favorece la síntesis del glucógeno y las proteínas, y es un electrolito que ayuda a mantener un adecuado ritmo cardíaco. Contribuye a la liberación de energía de las proteínas, las grasas y los carbohidratos durante los procesos metabólicos, y favorece la regulación del equilibrio del agua, el sistema inmunitario, la eliminación de las heces, la cicatrización y el bienestar general. El potasio se almacena en los músculos.

Niacina (como Niacinamida)
La niacina se encuentra naturalmente en las carnes y sus derivados y, en menores cantidades, en las frutas, las verduras y los cereales. Dado que la niacina no se almacena en el organismo, es importante que la dieta del perro la contenga en cantidades adecuadas. La niacina favorece la actividad enzimática y la salud de los dientes, las encías y el aparato digestivo. Es necesario tener en cuenta que los perros son omnívoros, por lo cual deben alimentarse con una dieta de carne y verduras.

Hierro

El hierro se encuentra principalmente en los cítricos, el tomate, las legumbres, las arvejas, el pan enriquecido y los cereales (fuentes de hierro no hémico). La carne de vaca, el hígado, las carnes orgánicas y las aves constituyen las fuentes de hierro hémico, las cuales presentan mejor absorción que las fuentes de hierro de tipo no hémico. El hierro es un mineral esencial, un componente de la hemoglobina, la proteína que transporta oxígeno en la sangre, y la mioglobina, otra proteína que transporta oxígeno en el tejido muscular, y estimula la formación normal de glóbulos rojos.*

El hierro participa en muchos procesos bioquímicos y sistemas enzimáticos de gran importancia, entre ellos los relacionados con el metabolismo energético, la producción de neurotransmisores (serotonina y dopamina), la formación de colágeno y la actividad del sistema inmunitario. Se ha comprobado que el hierro participa en el transporte del oxígeno (mejorando así la capacidad para hacer ejercicio), favorece el sistema inmunitario, aumenta los niveles de energía y estimula la producción de neurotransmisores y de colágeno.

Ácido pantoténico † (Vitamina B5):
El ácido pantoténico se encuentra naturalmente en la carne cruda y en las verduras. Dado que el ácido pantoténico no se almacena en el organismo, es importante que la dieta del perro lo contenga en cantidades adecuadas. También hay que tener en cuenta que la cocción y el procesamiento disminuyen la cantidad de ácido pantoténico en los alimentos. El ácido pantoténico estimula la coversión de la energía proveniente de los carbohidratos, las proteínas y las grasas. También favorece la salud del sistema digestivo y del pelaje.

Zinc
El zinc se encuentra principalmente en los cereales fortificados, las carnes rojas, los huevos, las aves y ciertos mariscos como las ostras. Es un componente de numerosas enzimas y proteínas, y también participa en la regulación de la expresión génica. El zinc es un oligoelemento esencial con funciones en aproximadamente 300 reacciones enzimáticas diferentes; eso significa que forma parte de casi todas las vías bioquímicas y procesos fisiológicos. Más del 90 por ciento del zinc del organismo se almacena en los huesos y músculos, pero se puede encontrar en prácticamente todos los tejidos corporales. El zinc es beneficioso para el sistema inmunitario, la cicatrización, y la salud de la glándula prostática y del esperma. Se ha comprobado que, dado que participa en numerosos procesos enzimáticos, el zinc se relaciona con una amplia variedad de funciones como la digestión, la producción de energía, el crecimiento, la reparación celular, la síntesis del colágeno, el fortalecimiento de los huesos, los procesos cognitivos y el metabolismo de los hidratos de carbono.*

Riboflavina (Vitamina B2)
La riboflavina se encuentra naturalmente en las vísceras tales como el hígado, los productos lácteos, los vegetales de hoja oscura y algunos tipos de mariscos. Dado que la riboflavina no se almacena en el organismo, es importante que la dieta del perro la contenga en cantidades adecuadas. La riboflavina funciona como una coenzima cuando trabaja con otras vitaminas B, estimula la formación de glóbulos rojos y es beneficiosa para el sistema nervioso, la respiración, la producción de anticuerpos y el crecimiento. También favorece el crecimiento saludable de la piel, las uñas y el cabello, y la actividad de la tiroides. La vitamina B2 estimula el proceso de conversión de los alimentos en energía como parte de la cadena de transporte de electrones, impulsando la energía celular a nivel molecular. También participa en la descomposición de las grasas y la activación de la vitamina B6 y el ácido fólico. La riboflavina es beneficiosa para la salud del sistema cardiovascular, la vista y las extremidades.

En algunas condiciones, la vitamina B2 puede actuar como un antioxidante. Las coenzimas de riboflavina también son importantes para la transformación de la vitamina B6 y el ácido fólico en sus formas activas, y para la conversión del triptófano en niacina.

Tiamina HCl (Vitamina B1)
La tiamina se encuentra en las plantas, las verduras, las frutas y la leche, y también en el pescado y otras carnes. Dado que la tiamina no se almacena en el organismo, es importante que la dieta del perro la contenga en cantidades adecuadas. También hay que tener en cuenta que la cocción y el procesamiento disminuyen la cantidad de tiamina en los alimentos. Debido a que la tiamina estimula la conversión de glucosa en energía, es necesaria para las funciones muscular y nerviosa. La tiamina mantiene niveles normales de energía y favorece la salud de los nervios y el sistema muscular.

Folato (Ácido fólico)
El ácido fólico se encuentra principalmente en las frutas y verduras. Sus mejores fuentes son las verduras de hoja oscura, las naranjas, el jugo de naranja, los frijoles y las arvejas; también se encuentra en la levadura de cerveza, que a su vez contiene otras vitaminas B. El ácido fólico cumple una función importante al reforzar los beneficios de los suplementos de vitamina B12. Estas dos vitaminas B actúan conjuntamente para mantener niveles normales de glóbulos rojos. El ácido fólico favorece la utilización de los aminoácidos y las proteínas, así como la producción del material para la síntesis del ADN y el ARN. Los estudios científicos han demostrado que cuando actúa en conjunto con el ácido fólico, la vitamina B12 puede favorecer los niveles normales de homocisteína, lo que contribuye a la salud de los sistemas cardiovascular, digestivo y nervioso.

Vitamina B12 (como Cianocobalamina)
La vitamina B12 es un producto bacteriano presente en las vísceras, el hígado, las carnes de res y de cerdo, los huevos, la leche entera, el queso, el pan de trigo integral y el pescado. Se encuentra únicamente en productos de origen animal, y en pequeñas cantidades derivadas de productos de soya fermentados como el miso y el tempeh, y en el maní o cacahuate. Es fundamental que los vegetarianos tomen un suplemento de vitamina B12 para mantener la salud en estado óptimo. Cuando la vitamina B12 es ingerida, esta se almacena en el hígado y otros tejidos para ser utilizada posteriormente. La cianocobalamina, que es la forma sintética de la vitamina B12, no es un derivado vegetal ni animal; favorece la actividad de las células corporales, especialmente las del sistema nervioso (al proteger la envoltura de las células nerviosas), la médula ósea y el tracto intestinal. La vitamina B12 desempeña un papel esencial en el ciclo de energía de Krebs, y por eso está encargada de mantener niveles de energía óptimos.

† Los perfiles de nutrientes de los alimentos para perros recomendados por la AAFCO no lo reconocen como un nutriente esencial.

Opiniones

En este momento no hay opiniones para este producto.